Mediante el esfuerzo combinado una montaña se transforma en piedras preciosas; la unión de corazones cambia el barro en oro

imagen1 adorno

Noche espiritual

Cae la noche, mas no la del alma, que sedienta de Cielo aguarda

imagen2 adorno

La elección

Si uno elige Amor sin Sabiduría es como meterse en un río tormentoso, como entrar a una hoguera. Si uno elige Sabiduría sin Amor es como vivir incrustado dentro de un trozo de hielo, como existir dentro de un cuadro o una foto. La elección correcta no puede excluir a la otra, pero ambas no pueden existir al mismo tiempo, porque el Amor es Dinamismo y Sabiduría es Quietud; el Amor es Fuerza, mientras que Sabiduría es Sutileza; sin embargo, las dos se potencian y encuentran sentido juntas, sirviendo una a la otra en forma alternada. Es por eso que es importante haber elegido la 'o', porque el dolor del amor alimenta la sabiduría, y el conocer de la sabiduría entrega sentido al amor. Algunas veces amaremos y otras conoceremos. La perfección está en Conocer al Amor

imagen3 adorno

Instante Final

Si una sola cosa pudiera yo hacer ¿cuál de todas podría ser? Contemplar en silencio el ocaso mirando al amor de mi vida recortando su silueta el horizonte. Correr y dar un salto en el aire queriendo atrapar ese instante con un grito de gozo y un brazo hacia lo alto. Acariciar a mis padres y decirles que les amo mientras yacen junto a mí. Acercarme al rostro de mi hijo estrechándolo fuerte, mientras le canto un poema antiguo de ronda infantil. Juntar mis manos a la de mis amigos y renovar el rito de las almas que se comparten. Una flor, una risa, un helado quizás. Una lágrima, una brisa, un suspiro no más. Tantos finales de película y tantos recuerdos hermosos cabalgan por mi mente sugiriéndome el instante feliz. Mas pienso que lo cierto es que cerraría los ojos y diría: "Padre Nuestro que estás en los Cielos...", y luego vendría el 'The End' o un cierre de telón. Me contento con que Dios aplauda al final.

imagen4 adorno

Sólo esto nos basta

El mayor impulso para nuestra búsqueda es creer en lo siguiente: Dios nos ama

"Un Laberinto es una casa labrada para confundir a los hombres" (Borges)


Arbol Milenario